La Fórmula E y otras series de carreras totalmente eléctricas han hecho más que mostrar el potencial de los vehículos eléctricos. Los datos que producen han beneficiado a los fabricantes de automóviles al ayudarlos a mejorar sus autos de carretera totalmente eléctricos. La experiencia de carreras de Jaguar, tanto en la Fórmula E como en el I-Pace eTrophy, ha sido un gran facilitador para las actualizaciones del renovado SUV eléctrico I-Pace 2021 y, el próximo año, un sedán Jaguar XJ totalmente eléctrico, dijo el fabricante de automóviles británico a “GreenCar Reports”.

Steve Boulter, el gerente de integración de vehículos de I-Pace, describió lo que él llama “un banco de pruebas increíble” para aprender sobre la gestión térmica y los ciclos de trabajo en los vehículos eléctricos, lo que resulta en “una relación simbiótica” entre los vehículos de carretera y los autos de carrera de Jaguar. “Las carreras nos brindan experiencia e información que de otro modo no tendríamos como ingenieros”.

Una actualización muy significativa aprovechó directamente los datos de telemetría de Fórmula E y eTrophy. Al cambiar la distribución de torque predeterminado entre los motores delantero y trasero al 30% en la parte delantera, el 70% en la parte trasera, frente al 50/50 anterior, Jaguar descubrió que podía mejorar la eficiencia sin afectar el rendimiento.

También aumentó la eficiencia al usar un frenado más regenerativo y habilitarlo a velocidades más bajas, y cuando el estado de carga es más alto.

I-Pace 2.0
El 2021 Jaguar “I-Pace 2.0” representa el siguiente paso en este plan de mejora: “una tecnología y una mejora de producto basada en datos en software y hardware”. El modelo incluye actualizaciones de hardware para toda la arquitectura eléctrica. Eso permitirá más en futuras actualizaciones inalámbricas, I-Pace se cargará en los EE. UU. hasta 40 amperios, en comparación con 32 antes. Agregar hasta 35 km de alcance por hora. En la carga rápida de corriente directa, el I-Pace puede agregar 100 km de recorrido en solo 15 minutos.

Jaguar tuvo que tomar algunas decisiones difíciles este año, y una de ellas fue cortar su Serie “e-Trophy I-Pace”. Jaguar señala que fue el primer “fabricante premium” en participar en la Fórmula E, y lo sigue siendo esta temporada.

No toda la tecnología va del automóvil de competencia al de calle, su automóvil de Fórmula E utiliza el sistema de reconocimiento de señales de carretera que se desarrolló originalmente para los automóviles de calle. La ironía es que el auto de carreras eléctrico utiliza esa tecnología desarrollada para mantener su velocidad baja en el camino para identificar su ubicación en el trayecto para hacer un balance de cuánta carga queda, e ir tan rápido como sea posible en la pista.

SOURCE: GREEN CAR REPORTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *